twitter



Desde 1903 se celebra en París el Salon d'Automne (Salón de Otoño), evento en el cual los artistas dan a conocer lo que han trabajado durante el año, y desde sus inicios, en especial, lo que se pintaba al aire libre durante el verano.

Así como en los salones de otoño se reunían gran cantidad de artistas a presentar su trabajo, aquí en nuestra ciudad también se ha logrado localmente congregar gran variedad de artistas, de diversas técnicas plásticas entre las que se encuentran principalmente pintura, escultura y grabado, en una sola exposición al final del año, siendo finales de noviembre la fecha elegida para dicho evento, este año. 

Tengo la fortuna de conocer al organizador del evento que reúne más de 50 artistas plásticos en una sola exhibición, y de haber sido invitada a participar en ella desde hace ya 2 años, tanto el año pasado como este año he logrado presentar mi obra en este lugar que se ha convertido en referente del arte local.


En esta muestra los artistas emergentes pudieron convivir y compartir con artistas ya consolidados de gran trayectoria, la importancia de este tipo de eventos radica exactamente en esto, que los nuevos artistas hasta cierto punto desconocidos, puedan conocer e integrarse al mundo del arte y que los artistas ya consolidados puedan ver lo que las nuevas generaciones están haciendo. Que sea una exposición grupal de ese tamaño, requiere de una organización impecable tanto en la recepción y entrega de obra, así como para el montaje, lo cual se deja ver siempre ya que nos deja un muy buen sabor de boca, tantos a los artistas como a los demás asistentes a la exhibición.

El día de la inauguración desde temprano estaba a la expectativa de cuanta gente asistiría y a cuantos de mis compañeros encontraría ese día en el evento, siempre es grato compartir con compañeros de clases las exposiciones y en este evento no fue la excepción, ya que pude convivir con varios de mis compañeros y excompañeros de la universidad, recordando anécdotas e intercambiando consejos y comentarios sobre nuestras obras.

Considero que esta exposición sí aporta al arte ya que es de vital importancia que los contemporáneos tengamos comunicación entre nosotros, ver y convivir con lo que se está haciendo hoy, lo que hay en el momento, lo que estamos creando para el futuro, la historia que se contará después, convivir con los creadores que han estado antes que nosotros, ser parte de una comunidad de artistas, porque al final del día un artista sigue siendo un ser humano, un ser social, y se organiza entonces en grupos. 

Sentir que perteneces a algo, ser parte de lo que está pasando hoy, saber quien estuvo antes de ti es importante, pero saber quién crea el arte en este momento es de vital importancia también.

Alicia Lucnie















0 comentarios:

Publicar un comentario