twitter



“Sin una cultura propia, cualquier país en un continente será igual a los otros, entonces no tendrá identidad propia” - Ikko Tanaka

El día de muertos es celebrado en México desde los tiempos prehispánicos, aunque no se celebraba como tal sino que a la llegada de los españoles, éstos lo adaptaron a sus costumbres, fue en cierta forma parte de la colonización que hicieron. Tanto en el centro del país como en el interior se celebra esta fecha en la cual se recuerda a los fieles difuntos. Se dice que las personas que ya murieron regresan a la tierra de los vivos a visitarlos este día, entonces cada familia prepara un altar para darles la bienvenida, a los seres queridos que ya no se encuentran entre nosotros. El altar tradicional tiene elementos los cuales representan algo muy específico, por ejemplo todo altar debe tener velas, ya que estas iluminarán el camino a casa desde la tierra de los muertos, el agua se incluye para mitigar la sed de la persona recordada, y también debe incluir por supuesto la comida favorita y una foto de dicha persona.

Este año fue celebrado el festival de día de muertos, durante estas fechas 1 y 2 de noviembre se llevaron a cabo diferentes muestras culturales y concursos, como el concurso de altares, de catrinas y del cartel del siguiente festival. Esta celebración también contó con un escenario principal en el que se presentaron muestras de teatro y música. Entre los altares los que más llamaron mi atención fueron los que por su originalidad y creatividad resaltaban por encima del resto, como lo fue el altar de No a la minería toxica, el cual funcionó también como crítica social.
Tampoco pudieron faltar los altares dedicados a artistas tanto plásticos como actrices y músicos, el altar de María Felix incluía vestuario y estaba adecuado como si fuera un camerino, el de Leonardo Da Vinci me pareció rescatable ya que se veía el esfuerzo que hicieron al elaborarlo.


Las personas vestidas de catrina también fueron de los aspectos que más me gustaron, ya que con vestuarios muy elaborados, y también un gran trabajo de maquillaje lograban transmitir a esencia del día de muertos.
Para mí fue la primera vez que asistí a este evento y pienso que está muy bien organizado aunque por supuesto hay cosas que podrían mejorar, tal vez un lugar más grande funcionaría mejor, ya que por la cantidad de gente que asistió era difícil observar todo con detalle, por ejemplo a la parte del escenario no pude llegar y solo de lejos en las pantallas podíamos ver lo que estaba pasando.

La cultura dentro de la cual naces te forma como individuo, aprender los valores que enseña, sus costumbres y tradiciones, indirectamente influye en tu forma de ver la vida y como artista se refleja en tu trabajo. La importancia de conocer y practicar las tradiciones de tu pueblo, lo que hace su gente, te da un sentido de pertenencia, un hogar, algo de lo que obtendrás siempre inspiración, y trabajarás de acuerdo a ello, es como te identificas con otros artistas que nacieron en el mismo lugar.

La celebración de día de muertos es una de las festividades que nos unen como nación, algo que nos brinda identidad, lo cual es importante porque si sabes de dónde vienes puedes crearte tu propio imaginario, sabes a dónde vas, y lo que quieres hacer, es como una forma de sentar las bases para tu trabajo como productor artístico.

Aporta al arte porque es cultura, nuestra cultura, nuestra forma de ver la vida, como interpretamos la muerte y como celebramos la vida, como recordamos a los que se adelantaron en el camino, y que de cierta forma seguirán siempre con nosotros. ​

Alicia Lucnie









0 comentarios:

Publicar un comentario